Parte 2: La Inminencia de una Degradación de Bonos y su Efecto en la Economía de Puerto Rico

En la primera parte de este artículo, discutí el efecto de una degradación de la deuda de Puerto Rico a nivel de chatarra en los bonistas/inversionistas, y comencé a explicar la inminencia de esta degradación.  En esta segunda y última parte hablaré de el efecto en los precios de los bonos, en la banca, las compañías de seguros, los fondos mutuos, en las empresas con operaciones en Puerto Rico, y finalmente, en todos nosotros.

El efecto en el precio de los bonos al ser clasificados como chatarra

Todo bono tiene un “valor par” (la cantidad de dinero que recibirá el tenedor de bono cuando llegue la fecha de vencimiento, y un “precio” (cuánto le cuesta al que compra o cuánto recibe el que vende).  El valor par no necesariamente es igual al precio.  A veces el precio es mayor al valor par (se dice que el bono se compra o vende a “prima”) y a veces el precio es menor que su valor par (cuando se compra o vende “a descuento”).

Su precio depende, en gran medida, de su riesgo y de las características del mercado, los cuales a su vez dependen de lo siguiente:

  • Cambios en su clasificación de parte de las agencias acreditadoras:

    • Si clasificación empeora, el precio tiende a bajar.
    • Si se degradan los bonos, su riesgo aumenta, el gobierno tiene que ofrecer una tasa de interés mayor en bonos nuevos.  Como verán en el siguiente punto, esto tiende a causar que el precio del bono baje.
  • Movimientos de tasas de intereses:

    • Si las tasas de interés de los bonos nuevos que el gobierno está emitiendo es mayor que la tasa de interés que paga tu bono, entonces ¿quién va a querer pagar lo mismo por el tuyo, si los nuevos le dan más?  Cuando esto pasa, el precio de tu bono baja, y cuando lo contrario pasa, el precio sube.

Efecto del alza de los Intereses en los Bonos

    • Por ejemplo, compraste un bono a 30 años de $100,000 (lo que te devolverán al final de los 30 años) y que te pagará 6% de interés cada año ($6,000/año).
    • Un año después el gobierno emite deuda al 10% porque le degradaron sus bonos a chatarra, y por lo tanto, el gobierno tendrá que pagar más en intereses para poder atraer a inversionistas para que les compren sus nuevos bonos.
    • Si quieres vender tu bono en ese momento, tienes que encontrar a alguien dispuesto a darte una suma de dinero, a cambio de recibir $6,000/año hasta la fecha de vencimiento.
    • Como los bonos nuevos pagan un 10%, nadie va a estar dispuesto a darte más de $60,000 por tu bono, ya que si ellos invierten $60,000 en los nuevos, recibirán los mismos $6,000/año que pagan los tuyos (10% de $60,000 son $6,000).
    • Por lo tanto, ¡el valor de tu bono acaba de bajar un 40%!  El efecto de una degradación es sumamente nefasto y drástico en los valores de los bonos.
  • Cambios en el balance entre demanda y oferta:

    • Si son más los que quieren vender que los que quieren comprar, los que venden tienen que bajar el precio para atraer a los compradores.  Lo opuesto ocurre también.
  • Cuán lejos está la fecha de vencimiento:

    • La fecha de vencimiento es la fecha en la cual el gobierno devuelve lo que le pidió prestado al dueño del bono.  Mientras más lejos sea esa fecha, mayor riesgo tendrá el bono, y mayor efecto en el precio tendrán los cambios en tasas de intereses y/o cambios en clasificación crediticia del bono.  Esto es debido a que muchas cosas pueden pasar de aquí a allá (como por ejemplo, una degradación a chatarra).

Efecto en los fondos mutuos de bonos que invierten en bonos de PR

El momento en que los bonos sean clasificados a chatarra, lo siguiente ocurrirá muy probablemente:

1)   Recuerden que el 80% de los fondos mutuos de Estados Unidos que invierten en bonos de entidades gubernamentales son dueños de bonos de Puerto Rico, y la gran mayoría de ellos tiene políticas de inversión que les prohíbe invertir en bonos chatarra.  Esos fondos mutuos, y también algunos de los locales, estarán obligados a vender los bonos cuando los degraden a chatarra.

2)   Esto causará que el mercado se inunde de bonos puestos a la venta.  El balance de demanda y oferta se tornará hacia el beneficio de los compradores, por la gran cantidad de ofertas de venta que habrá en el mercado.

3)   Los valores de los bonos bajarán rápidamente al unirse los siguientes tres elementos: (a) mayor riesgo, (b) mayores interés en bonos nuevos, y (c) un balance de demanda y oferta a favor de los compradores.

4)   Al bajar los precios rápidamente, más gente querrá vender sus bonos, creando una reacción en cadena.  El efecto es similar a una caída en los mercados de acciones, en donde la desvalorización se agudiza por el pánico de los inversionistas.

5)   Existen muchos fondos mutuos locales que invierten casi exclusivamente en bonos de Puerto Rico, y que son fondos que no se pueden vender tan fácilmente como fondos mutuos que se intercambian en el NASDAQ o el NYSE.  Por lo tanto, al que invierte en estos fondos se le hace mas difícil poder vender sus posiciones.  Algunos de estos fondos tienen la capacidad de limitar o suspender las redenciones (“redemptions” o ventas) de sus unidades (ver su prospectus para mas detalles), y lo han hecho en el pasado en situaciones similares.  Esto causa que si eres dueño de este tipo de fondo local, es posible que no puedas vender tu posición en ese momento, y tendrás que permanecer invertido forzosamente.

Efecto en la banca

La banca local invierte parte de sus activos en bonos de Puerto Rico, aunque tienden a ser sumamente conservadores con los riesgos que toman.  Por lo tanto, en mi opinión entiendo que una degradación de bonos no afectará su cartera de inversiones en bonos significativamente.  Por ejemplo, según el informe anual del Banco Popular de PR para el 2011, su cartera de bonos de PR es pequeña en comparación al total invertido en bonos (la mayoría son bonos del tesoro de EU), y las fechas de vencimiento, en su mayoría, son dentro de menos de 5 años, también reduciendo su riesgo.

Por otro lado, como verán más adelante, una reducción en el ingreso discrecional de la ciudadanía probablemente tendrá las siguientes consecuencias:

  • Como los gastos de la ciudadanía subirán, si sus ingresos no suben a la par, estos cualificarán para menor cantidad de préstamos.  Como consecuencia, las ganancias de los bancos se verán reducidas, y su riesgo en las carteras de préstamos que ya tienen subirá, debido a la incapacidad de la gente de repagar sus préstamos.
  • Los precios de las propiedades podrán seguir bajando, porque gente con el mismo nivel de ingresos pero con mayores gastos cualificarán para menos hipoteca.  El gobierno tampoco podrá continuar subsidiando los gastos de cierre por falta de dinero (y ya dejó de hacerlo).

Efecto en cuentas IRA locales

En Puerto Rico existen fideicomisos creados por instituciones financieras de la banca y de la industria de seguro que invierten los dinero en IRA’s.  Según la sección 1081.02(a)(3) del Código de Rentas Internas de PR, ese dinero tiene que estar invertido como sigue:

  • Mínimo de 34% tiene que estar invertidos en bonos de Puerto Rico (sin exigir que tiene que ser bonos de alta calidad)
  • Hasta 66% tiene que estar invertido en activos generales de Puerto Rico (bonos de Puerto Rico y acciones de Oriental, Doral, Popular, First Bancorp, y Triple-S)
  • Hasta el 33% se puede invertir en activos en los Estados Unidos (bonos de alta calidad y acciones de compañías de Estados Unidos).

Por lo tanto, todo dinero invertido en IRA’s de PR está pobremente diversificado, y altamente expuesto a los vaivenes del mercado de bonos de PR.  Desde un mínimo de 34% hasta el 100% del dinero de IRA’s en Puerto Rico puede estar invertido en bonos de Puerto Rico.   Y sólo pueden intentar diversificar algo con el 33% del dinero fuera de Puerto Rico (y aún así, tiene que estar invertido sólo en Estados Unidos, no internacionalmente).

Una degradación de bonos podrá tener el siguiente efecto en las cuentas IRA:

  1. Las inversiones de los fideicomisos IRA que “backean” las cuentas IRA de individuos podrán perder un valor significativo, y a mayor cantidad de la cartera que esté invertida en bonos de PR, mayor podrá será la pérdida.  Aunque el interés que paga el banco en esas cuentas es generalmente fijo, se le hará más difícil al banco el recuperar esa pérdida cuando tenga que devolver el principal más los intereses cuando venza el CD.
  2. Las cuentas IRA’s que fluctúan en valor, como la DGI de Oriental, están sumamente expuestas a una degradación de bonos.  Según el prospectus de la DGI de Oriental del 2012, pag. 22, “The Trust is more susceptible to factors adversely affecting Puerto Rico because it is required to invest at least 67% of its total assets in Puerto Rico” (“El Fideicomiso es más susceptible a factores que afecten adversamente a Puerto Rico porque se requiere que invierta por lo menos 67% del total de sus activos en Puerto Rico”).  Como se dice en el campo, más claro no canta un gallo.
  3. A la banca se le hará más difícil el ofrecer intereses atractivos en IRA’s en el futuro.

Las siguientes entidades emiten IRA’s

1)   Fondos mutuos locales y extranjeros

2)   La banca (especialmente la local)

3)   Los fideicomisos de cuentas IRA locales

4)   Las compañías de seguros (especialmente las locales)

Efecto en las compañías de seguros locales

Las compañías de seguros también invierten parte de sus reservas en bonos de Puerto Rico.  De darse una degradación, esa porción de sus reservas se verán afectadas.  Mientras más concentración tengan en bonos de Puerto Rico, mayor será la merma en los valores de sus reservas.

Todas las compañías de seguros de Puerto Rico tienen que radicar sus estados de cuenta anuales con la Oficina del Comisionado de Seguros de PR.  El “Schedule D – Part 1” de esos reportes indican los bonos de los cuales eran dueños a la fecha de efectividad del informe.

Efecto de una Degradación en el Gobierno

A través de décadas, el gobierno no sólo ha estado emitiendo más deuda, sino que a la vez, ha estado refinanciando la que tiene.  Por lo tanto, la cantidad total de deuda se ha disparado, y también los pagos de intereses (= el “servicio de la deuda”).  Cada año, mas y mas del presupuesto se utiliza para el servicio de la deuda, pero los recaudos del gobierno han ido bajando en los últimos años.  El resultado es nefasto:

Círculo Vicioso de Déficits

¿Por qué estamos al punto de una degradación?

La razón por la cual estamos al punto de una degradación es porque el gobierno ha aumentado su deuda significativamente pero sus ingresos no han aumentado. Las casas acreditadoras no creen que tenemos un plan para salir de este hoyo, y nos lo han advertido, al punto que nos han clasificado justo al borde del nivel de chatarra, y han dicho que la perspectiva es negativa.  En otras palabras, nos están diciendo que hay una mayor probabilidad que nos degradarán la deuda aún más.

Si se degradan los bonos, el gobierno no podrá emitir deuda nueva a una tasa de interés razonable, ya que los bonistas exigirán una tasa de interés mayor a cambio del aumento en el riesgo que tendrán al prestarle dinero al gobierno.  Esto causará lo siguiente:

1. El gobierno no podrá refinanciar la deuda existente por las altas tasas de intereses que tendrá que pagar

2. El gobierno se verá obligado a una de dos opciones:

a. Usar las reservas del Banco Gubernamental de Fomento para hacer el repago, o

b. No honrar su palabra y renegociar con los bonistas los términos de los bonos, o dejar de pagar los intereses.

Ambas opciones causarán una degradación aún mayor.

3. Al no tener la capacidad de emitir deuda, volvemos al #1.

4. Salir de esta situación es sumamente difícil ya que los bonos van venciendo en diferentes momentos, y cada vez el gobierno tendrá que evaluar la #2.

¿Qué tienen que ver los planes de pensiones del gobierno con todo esto?

Como todos ya sabemos, los planes de pensiones del gobierno solo tienen 6 centavos para respaldar cada dólar que tendrán que pagar en pensiones en el futuro.  El sistema de retiro ya recurrió a una emisión de bonos de $3,000,000,000 para poder recibir dinero y cumplir con sus obligaciones de HOY.  En otras palabras, el Sistema de Retiro ya pidió prestado $3 billones, deuda que tiene que repagar durante los próximos años, mientras paga intereses a los que le prestaron el dinero.

Como el Sistema de Retiro no está recibiendo suficiente dinero para cumplir con sus obligaciones de pagar pensiones, va a tener que depender de aportaciones de gobierno central para no llegar al punto de la insolvencia (no tener suficiente dinero para pagar pensiones).  Si los bonos del gobierno son declarados chatarra, se le hará mucho más difícil al gobierno el levantar capital para poder añadirle fondos al sistema de retiro.

En adición, a la medida que el sistema invierta su dinero en bonos del gobierno, esa porción de sus inversiones bajará de valor, agravando el problema aún más.

Por esto y muchas otras razones, es sumamente importante y urgente el que el gobierno reforme el sistema de retiro para allegarle los recursos necesarios desde ahora para evitar esa insolvencia.  Este proceso ha comenzado, pero esta encontrando mucha resistencia de parte de los retirados, los empleados del gobierno, y de los políticos.  El problema es que el no actuar rápidamente causará que las casas acreditadoras degraden la clasificación crediticia del gobierno a chatarra.

Efecto de una Degradación en las Empresas

La incertidumbre económica que causará la degradación de bonos tendrá como consecuencia el que la gente se aguante en gastar su dinero.  Esto tendrá un efecto devastador en las ventas de todo tipo de productos, en especial en aquellos productos que cuestan mucho (automóviles, propiedades, etc.).  La nueva construcción continuará estancada, afectando negativamente a contratistas, ingenieros, arquitectos, abogados, y todo el que esté relacionado a esta industria.

En general, si degradan el crédito de PR, las empresas tendrán menores ganancias, y por lo tanto, pagarán menos contribuciones, agravando más aún el problema fiscal del gobierno.  Al agravarse el problema fiscal de gobierno, aquellas empresas que tienen contratos con el gobierno se verán sumamente afectadas.   Los pagos a suplidores de parte del gobierno serán verán atrasados más aún.  El gobierno también se verá tentado a subir las contribuciones para poder allegarse más ingresos, teniendo un efecto negativo en estas empresas aún mayor.  Al no tener tanto acceso a crédito para “aguantar” la situación hasta que mejore, esto tendrá un efecto nefasto en los empleos y los ingresos de los empleados y de los dueños y accionistas de las empresas.  En adición, todo este ambiente negativo ahuyentará a aquellos inversionistas fuera de Puerto Rico que estaban pensando invertir en nuestra isla.

Efecto de una Degradación en tus Finanzas

Si tu dinero está invertido en bonos de Puerto Rico que son degradados a chatarra, el valor de tus bonos bajará sustancialmente en ese momento. Cuando necesites acceder tu principal (por ejemplo, en una emergencia, para cubrir algún imprevisto, etc.), te verás forzado a vender uno de tus bonos y recibirás menos (probablemente bastante menos) de lo que pagaste por el mismo bono originalmente.  Este evento es más probable de lo que muchos piensan.  La vida da vueltas extrañas cuando menos lo esperamos, y el tener acceso a tu dinero (el principal), especialmente durante una emergencia, es sumamente importante.  Como único te proteges de esta situación es teniendo un fondo de emergencia suficientemente grande para cubrir cualquier imprevisto, y lo mejor que haces es invertir ese dinero en una cuenta de ahorros en un banco.

Si eres dueño de fondos mutuos que invierten en bonos de Puerto Rico, puede que tengas problemas accediendo tu dinero si el fondo es uno tipo “closed-end fund” o “fondo mutuo cerrado”.  Esto significa que el fondo no es intercambiado en un mercado líquido.  La mayoría de los fondos que invierten su dinero exclusivamente en bonos y activos de PR (los famosos fondos “tax-free”) son fondos cerrados, y por lo tanto, pueden limitar los retiros y lo han hecho en el pasado cuando han tenido situaciones en donde mucha gente quiere vender sus posiciones.

Aún si no tienes dinero invertido en bonos de Puerto Rico, tus finanzas se podrán ver afectadas.  Esto es debido a la consecuencia del círculo vicioso que discutí en la primera parte de este blog:

  1. La confianza en el gobierno frente a los inversionistas se caerá al piso.
  2. El gobierno no podrá emitir o garantizar nueva deuda.
  3. Las nuevas obras de infraestructura se verán sumamente afectadas.  Estas costarán más y tendrán que ser financiadas por inversionistas privados, si es que están dispuestos a invertir en este ambiente.  Su términos puede que sean tan onerosos que no los podamos aceptar.
  4. Los pagos a suplidores de parte del gobierno serán atrasados más aún debido a la insuficiencia de ingresos del gobierno.  Sus finanzas se verán afectadas y tendrán que subir precios y/o cortar gastos y empleos para poder subsistir.
  5. El desempleo aumentará debido a despidos en el gobierno, aumentos en costos en la empresa privada, cierres de fábricas, fuga de capital al exterior, y reducción en la inversión externa.
  6. El gobierno no podrá cubrir sus déficits con préstamos, y se podrán cubrir sólo con aumentos en impuestos y en los costos de los servicios que brindan a la ciudadanía.
  7. La inflación aumentará debido al alza en tasas de intereses, reduciendo el poder adquisitivo de nuestro dinero.
  8. La criminalidad y el desempleo aumentarán al haber menos oportunidades para ganar dinero en esta economía.
  9. El valor de las propiedades bajará aún mas debido a que las tasas de intereses subirán, y a que menos personas cualificarán para comprar una propiedad.
  10. La nueva construcción continuará estancada, causando aún mayor desempleo.

El resultado es uno sumamente grave.  Cuando esto ha sucedido en otras jurisdicciones, les ha tomado sobre 15 años en salir de la clasificación de chatarra.  En otras palabras, una vez caigamos en el precipicio, literalmente tendremos que escalar el precipicio para salir del hoyo.

Ante esta situación, yo escojo el evitar caer en este precipicio, y actuar proactivamente y positivamente.  Por lo tanto, exhorto a todo el que esté leyendo este blog a que haga algo al respecto:  llame o escriba a sus senadores y representantes, y pídanles que tomen las decisiones difíciles pronto.  Díganles que sobre todas las cosas, actúen rápida y responsablemente para evitar, a toda costa, una degradación de nuestra deuda a chatarra.  En adición, todos nosotros TENEMOS que estar dispuestos a pagar por el problema.  Aún cuando no creamos el problema, y aún cuando actuamos de forma responsable, pagando nuestras contribuciones y manteniendo nuestras finanzas en órden, los efectos de una degradación nos afectará muchísimo.  Por ende, TODOS tendremos que sacrificarnos.  Este no es el momento de proteger lo nuestro, sino de ofrecer soluciones, por nuestro bien, el de nuestras familias, el de nuestro Puerto Rico.