El Engaño del Prepago de Impuestos – Ley 77

<This article was originally published in the Spanish version of our website on Sept. 17, 2014>

Aquí vamos de nuevo con un no-tan-nuevo invento. El Gobierno necesita dinero, y se les ocurre ofrecer el mismo “especial” que nos ofrecieron hace 8 años: el prepagar impuestos. Utilizo la palabra “impuestos”, no “contribuciones”, porque es algo que nos imponen. Pero los que se acojan a este especial convertirán impuestos en contribuciones, e igual que con la última vez, muchos caerán en el trampa…

¿Qué permite la Ley 77?

En resumen, con relación a prepagos de impuestos, la Ley 77 del 25 de junio 2014 permite lo siguiente:

  • Prepagar al 8% los balances en cuentas de planes de retiro cualificados como planes Keogh y planes 401(k)/1165(e).
  • Prepagar al 8% los balances en IRA’s con la consecuencia de que aumentará de 10% a 30% la penalidad por retiro temprano de ese balance si se retira ese dinero antes de los 60 años.
  • Individuos, Sucesiones y Fideicomisos podrán prepagar al 8% las ganancias de activos de capital, o al 15% las ganancias de “Activos Incluidos” que se hubiesen considerado ingreso ordinario. Los “Activos Incluidos” son los siguientes:
    1. (planes cualificados) y planes de compensación diferida (planes no-cualificados)
    2. Acciones o participación en corporaciones, LLC’s, sociedades, y opciones.
    3. Propiedad Mueble (“Real Estate”)
    4. Anualidades Fijas
    5. Propiedad intangible
  • Prepagar al 15% los balances en cuentas de planes de retiro no-cualificados como planes de compensación diferida.
  • Corporaciones podrán prepagar al 12% las ganancias de capital de los siguientes activos:
    1. Acciones o participación en corporaciones y sociedades
    2. Propiedad Mueble (“Real Estate”)
    3. Propiedad intangible
  • Prepagar al 10% las ganancias de capital en anualidades variables “elegibles” (anualidades emitidas por aseguradoras nativas y que no permitan aportaciones adicionales después del 31 de diciembre de 2014). Normalmente la ganancia de estas anualidades tributaría a tasas ordinarias de hasta 33%.

¿Quiénes deben hacer los prepagos?

Las únicas personas que deben considerar hacer un prepago de contribuciones a un plan de retiro cualificado (401(k)/1165(e) o Keogh) son aquellas que piensan liquidar ese plan dentro de un periodo relativamente corto de tiempo, y que al momento de liquidarlos esperan estar en una tasa contributiva mayor de $65,000. La verdadera pregunta es esta: ¿siquiera deberían liquidar el plan al retirarse? En mi experiencia, existe una mejor opción que muchos desconocen y que les beneficiaría mas: el establecer su propio plan de retiro y pagarse una pensión bisemanal, quincenal o mensual.

Al recibir un ingreso durante su retiro de esta forma, cualificarán para eximir impuestos de los primeros $15,000 que reciban durante cada año si son mayores de 62 años, o los primeros $11,000 si son menores de 62 años. Después de esos primeros $15,000 o $11,000 es que comienzan a aparecer ingresos en la primera página de la planilla, y todavía hay que quitarle a ese ingreso las exenciones y deducciones aplicables. En otras palabras, podrán recibir una cantidad sustancial de dinero sin tributar absolutamente nada, o tributando relativamente poco.  En muchos casos, tributando menos de la cantidad que prepagarían.

Por lo tanto, hay que analizar en detalle si el prepago les conviene. A muchos no les convendrá, y a algunos sí les convendrá.  De este segundo grupo probablemente habrán muchos que tampoco deberán hacer el prepago en TODO el dinero acumulado, sino solo en una porción. Para determinar esto hay que tomar en cuenta varios factores, y requiere un análisis minucioso de cada situación. Si se determina que conviene algún prepago, esto tendrá el efecto de limitar la cantidad por la cual se tributará cada año al 3% de la cantidad prepagada, hasta que se “consuma” el prepago. Como ven, este es un análisis complejo, pero en mi experiencia, al hacer el análisis, la mayoría de las personas acabarán decidiendo no prepagar o prepagar solo por una porción en vez de por la totalidad.

En el caso del prepago de los impuestos de las IRA’s, de nuevo, hay que entender cuán lejos está la persona de los 60 años, cuando podrá comenzar a acceder su dinero. Como en el caso de las IRA’s no se puede hacer lo descrito anteriormente, el análisis es más sencillo: cuál es el costo de sacar 8% hoy versus pagar un máximo de 17% a los 60 años. Mientras mas cerca estemos de los 60 años, mayor será la probabilidad de que nos convenga el prepagar, pero lo contrario ocurre si estamos lejos de esa edad. De nuevo, esto hay que analizarlo en detalle para poder tomar una decisión informada.

Con relación a los otros prepagos, el análisis es uno similar al de las IRA’s, tomando cuán lejos está la persona de realizar la ganancia (vender el activo).

Recuerden consultar con su asesor contributivo con relación a los efectos contributivos de cualquier decisión que piensen tomar.  Aunque podemos ayudarlos a hacer estos análisis, Atlantis Investment Coaching y sus asesores no ofrecen asesoría contributiva.

Conclusión

No solo porque Hacienda nos ofrezca “ahorrarnos” contribuciones deberíamos comprar el “especial”. Muchas veces es mejor decidir “pagar más” en impuestos, porque al final, es possible que te sobre más en tu bolsillo.

Join the conversation! Leave a Reply

%d bloggers like this: